¿Qué es el hipofosfito de sodio?

Codam ofrece Materias Primas para su industria

Todo acerca del hipofosfito de sodio

En esta ocasión vamos a hablar acerca del hipofosfito de sodio. Es considerado como una sal, que se
origina a través del ácido hipofosforoso. Se trata de un compuesto químico, que aparece con frecuencia
como un monohidrato.
Cuando se encuentra a temperatura ambiente, el hipofosfito de sodio se caracteriza por ser sólido.
Su presentación común es en forma de cristales de color blanco, inodoros y capaces de ser solubles
en agua.

Identificadores químicos del hipofosfito de sodio

Los identificadores químicos permiten dar cuenta de algunas características fundamentales del
hipofosfito de sodio. Estas son:

• inflamabilidad 0: esto quiere decir que no constituye un elemento inflamable
• salud 1: material que causa irritación pero en muy baja medida. Los daños son sólo residuales
• reactividad e inestabilidad 1: el material es estable por sí solo. La inestabilidad de la que es capaz
puede llegar a ocasionarse si se lo somete a presiones por fuera de lo normal o a temperaturas
demasiado elevadas o en contacto con el agua. De todas maneras, la posible inestabilidad no se
manifiesta de forma violenta o peligrosa.
El hipofosfito de sodio no genera irritación en la piel. Sí puede llegar a ocasionar algún tipo de
irritación en los ojos, pero de bajo índice de peligrosidad y de fácil resolución con las protecciones
adecuadas.

Los usos del hipofosfito de sodio

Muchos son los usos que pueden hacerse del hipofosfito de sodio. Sin embargo, el más común
tiene que ver con su aplicación para el niquelado no electrolítico. A partir de este método, es un
elemento que funciona para recubrir objetos cuyas superficies son irregulares, no permitiendo
usos adecuados.
Un uso frecuente del hipofosfito de sodio es en el área de la aviación. Allí, suele estar presente
mayoritariamente en la electrónica de los sistemas de aviación. Pero además, es frecuente en
el campo del petróleo, en la excavación y en los procedimientos que se llevan a cabo sobre este
elemento.
Otro uso del hipofosfito de sodio tiene que ver con su aplicación como aditivo alimenticio. Este es
uno de los usos más frecuentes y que más se conoce tradicionalmente por todas las personas.