Recubrimiento de Cromo Duro

Codam incorporó Ácido Crómico a su catálogo de materias primas.

Hablemos del cromo duro

Cuando hablamos de cromo duro o cromado duro, estamos haciendo referencia a un tratamiento electrolítico. A partir de este, se recubren las piezas metálicas con una película de cromo de espesor variable que es adherente. Esta genera excelentes propiedades mecánicas, entre las que se incluye una gran resistencia a la corrosión. Es un proceso que mejora tanto las características físicas como las químicas de las piezas en tratamiento.

Beneficios del cromado duro

Siguiendo lo dicho con anterioridad, podemos decir que el cromo duro se aplica en una gran diversidad de sectores de la industria. Hoy en día, lo podemos encontrar particularmente en la
industria automovilística, en la metalúrgica, en la plástica, en la minera, en la textil, en la aeronáutica, en la gráfica, en la papelera, en la química, en la ferroviaria, en la de energías renovables, y, también, en el sector de la alimentación, entre otras posibilidades.
Lo que hace el recubrimiento de cromo duro es dar una gran dureza a los materiales, especialmente en el caso de superficies que están expuestas a sufrir grandes desgastes. De esta manera, se logra un coeficiente de rozamiento mínimo y se logran mantener inalterables las costas de las piezas que han sido tratadas durante un período más largo.
Respecto a lo dicho, podemos afirmar que las principales características del cromo duro son las siguientes:

  • Su gran dureza
  • Su resistencia a la corrosión
  • Su gran resistencia a la abrasión
  • Su coeficiente de rozamiento

¿Qué materiales pueden recibir cromo duro?

El cromo duro puede aplicarse especialmente en los aceros al carbono, sean o no templados.
También puede utilizarse en el níquel, en los aceros corrientes al cromo y en el cromo-níquel.
Puede aplicarse en el cobre y sus aleaciones y en el aluminio. Los que son difíciles de cromar son los materiales que han sufrido ciertos tratamientos térmicos especiales como los nitrurados. Tampoco se pueden cromar los aceros de alta aleación de tungsteno, entre otras posibilidades.

Relación entre el cromo duro y la corrosión

Ya hemos dicho que el cromo duro aporta gran resistencia a la corrosión. Pero, además, para entender cómo se desarrolla esto, podemos destacar los siguientes aspectos:

  • La corrosión es algo que se genera por el ataque de un agente externo sobre la capa o se puede iniciar en el material de base. En caso de deberse al ataque de agentes exteriores o ambientes químicos, es importante conocer cuáles son los que pueden estar en contacto con la pieza. Si se trata del segundo caso, se debe tener en cuenta si se está trabajando sobre una superficie que cuenta con residuos o defectos que pueden ocasionar ampollas que afecten a la capa de cromo duro.
  • La resistencia del cromo duro a la corrosión varía de acuerdo al estado superficial de la pieza que se está recubriendo y de las características del espacio en que se está trabajando. También puede variar de acuerdo al acabado final de la pieza (es decir, si este es pulido, rectificado, etcétera).

CODAM S.A. vende y distribuye Ácido Crómico a toda la Argentina.

Contamos con STOCK todo el año. Consúltenos por precio y financiación. Escríbanos ».

También puede estar interesado en...
El rubí y el ácido crómico
El ácido crómico y la preservación de la madera
Cromado electrolítico y ácido crómico
¿Cómo se obtiene y aplica el ácido crómico?