El uso del cobre en la fabricación de elementos de gastronomía

Codam ofrece gran surtido de Cobre en tamaño y forma.

El cobre y la gastronomía.

Hoy en día, el cobre es un elemento que se encuentra presente en una gran diversidad de espacios y de aplicaciones. Si bien es cierto que se lo suele pensar como un material conductor para determinadas aplicaciones tecnológicas o en telecomunicaciones, también es verdad que se ha expandido considerablemente con el paso del tiempo. Tanto es así que, hoy, podemos encontrar un sinfín de cocinas y de espacios gastronómicos en los que el cobre tiene un lugar fundamental.

Los beneficios del cobre

Hoy, el cobre es considerado como uno de los mejores metales que se puede tener en una cocina. Esto se debe no solamente a la capacidad excelente de transmitir calor, sino también a su resistencia y a su durabilidad en el tiempo. Además, en el ámbito de las gastronomía, el cobre es un antibacteriano natural, debido a que resulta hostil para los microorganismos, no
favoreciendo su supervivencia.
El cobre es un excelente absorbente de calor. Una vez que lo absorbe, lo distribuye de manera uniforme. Esto es ideal para diversas herramientas de cocina, puesto que favorece una cocción uniforme y pareja, evitando que haya zonas en las que la cocción sea mayor que en otras. Esto favorece el control de los profesionales de la cocina a la hora de hacer diversos preparados, a
diferencia de otros metales.
Siguiendo lo mencionado con anterioridad, es importante destacar que, la gran capacidad conductora de calor que destaca al cobre es lo que genera que no sea necesario que el metal
se someta a muy altas temperaturas para poder llevar a cabo una cocción. A diferencia de otros metales, este puede tomar el calor y enviarlo a los alimentos de manera mucho más rápida y eficaz, sin necesidad de grandes temperaturas.

Usos del cobre en la gastronomía

Como hemos dicho con anterioridad, hoy en día, es posible encontrar cobre en una gran diversidad de aplicaciones en la gastronomía. Esto refiere tanto a la industria gastronómica como a la cocina hogareña, para su uso doméstico. En este sentido, uno de los usos más frecuentes del cobre en la cocina tiene que ver con la producción de ollas y sartenes. Esto se debe a que, además de poder conducir el calor por igual a lo largo de toda la superficie, el cobre resiste muy bien para procesos de cocción que duran varias horas.
Por otro lado, el cobre es también muy utilizado en la industria pastelera. Se emplea en distintos elementos como pueden ser los bowls, para preparar diversas mezclas. Es un material, a su vez, ampliamente presente en cucharones y otras herramientas que se utilizan para la cocina todo el tiempo. Lo que es importante destacar es que el cobre no se lleva bien con los alimentos que se destacan por ser ácidos. Esto se debe a que se puede desprender el lustre, dependiendo de la aleación de cobre que se esté utilizando. Es un material que puede lavarse muy bien con agua y jabón y no requiere demasiados cuidados extra, lo que lo hace perfecto para las cocinas industriales.

Conoce el Sulfato de Cobre, nuestro nuevo producto

CODAM S.A. vende y distribuye Cobre a toda la Argentina.

Contamos con STOCK todo el año. Consúltenos por precio y financiación. Escríbanos ».

También puede estar interesado en...
Combate de microorganismos en piscina con Sulfato de Cobre
Ingeniería metalúrgica: ¿En qué consiste y dónde estudiar en Argentina?
Variaciones de metales primer semestre 2021: níquel, cobre y estaño
Piezas de metal: ¿Forja o fundición?