Blog

Refinación de metales como el níquel y el cobre

Hoy en día, la refinación de metales tiene un papel crucial para diversas industrias. Metales como el níquel y el cobre son de los más sometidos a este tipo de proceso. Ambos cuentan con propiedades versátiles y únicas que los hacen perfectos para su incorporación en la fabricación de una amplia gama de productos y de desarrollos tecnológicos que impulsan el progreso industrial.
Hay que tener en cuenta que tanto el níquel como el cobre son metales con propiedades conductoras, altamente resistentes a la corrosión y con muy buenas condiciones de maleabilidad.

La importancia del níquel y el cobre en la industria en la actualidad

Antes de hablar en particular de la refinación, queremos enfocarnos en la importancia que tienen hoy metales como el níquel y el cobre en términos industriales. En primera instancia, el níquel es frecuentemente usado en la fabricación de acero inoxidable, que es, asimismo, uno de los materiales más usados en la ingeniería, en la construcción y también en la industria alimentaria, entre otras.
Tanto su capacidad para soportar altas temperaturas como su resistencia a la corrosión hacen del níquel un material perfecto para equipos que deben ser expuestos a condiciones adversas. Además, hoy lo podemos encontrar con frecuencia en la producción de baterías recargables de iones de litio que se emplean en dispositivos móviles, sistemas de almacenamiento de energía renovable y vehículos eléctricos.
En cuanto al cobre, se trata de un metal imprescindible en la conducción eléctrica y también en la transmisión de datos. Se caracteriza por una muy alta conductividad eléctrica, lo que lo convierte en el material preferido para equipos electrónicos, circuitos impresos, cables, etcétera. El cobre es frecuentemente usado en sistemas de climatización, en revestimientos y en tuberías de agua, lo que responde fundamentalmente a su durabilidad y también su resistencia a la corrosión.

Beneficios de la refinación de metales

Entendiendo lo anterior, cuando hablamos de refinación de metales estamos haciendo referencia a un proceso que implica la purificación y la mejora de las propiedades de los mismos, con interesantes resultados tanto económicos como ambientales. Al refinar metales como el níquel y el cobre, lo que se obtiene es productos de mayor calidad y pureza, incrementándose así su valor de mercado y ampliándose también sus posibles aplicaciones industriales.
Al hacer referencia a metales refinados, uno de sus principales usos tiene que ver con la fabricación de productos electrónicos de alta tecnología. Los circuitos integrados, equipos informáticos y dispositivos móviles necesitan de metales de más alta fuerza a fin de poder garantizar una vida útil prolongada y un rendimiento óptimo. También es un proceso que juega un rol interesante en la producción de aleaciones especiales y nanomateriales, con sus aplicaciones médicas, aeroespaciales o de defensa.
Para concluir, podemos destacar que la refinación de níquel y cobre es algo que contribuye a la reducción de emisiones contaminantes o residuos que afectan negativamente al medio ambiente. Al purificar los metales utilizados se reducen los desechos generados durante el proceso de fabricación, al tiempo que se reduce el impacto ambiental vinculado frecuentemente a las operaciones industriales.

CODAM S.A. vende y distribuye Metales No Ferrosos para la industria a todo el país.

También puede estar interesado en...
La inflación en febrero de 2024 – CIRA
Explosión de planta de níquel en Indonesia: influencia mundial sobre el metal
Extracción de níquel en Indonesia
Estaño: recubrimientos a escala nanométrica