Blog

Detectores de metales: níquel, cobre, cobalto y estaño ¿Son detectables?

Los detectores de metales, como su nombre lo indica, son dispositivos que se emplean fundamentalmente para poder encontrar distintos tipos de metales que puedan estar desperdigados por los suelos, las paredes o distintos tipos de territorios. Fueron pensados para poder facilitar la obtención de metales cuando estos no se encuentran a la vista, como así también para identificar si hay metales donde no se espera que los haya. No obstante, es común que existan dudas respecto de qué metales pueden ser detectados por estos. 

Por eso, a continuación, vamos a responder a esta pregunta y contarte cómo funcionan los detectores de metales y cuáles son los metales que pueden ser detectados por ellos.

¿Cómo funcionan los detectores de metales?

Considerando lo anterior, vamos a definir que los detectores de metales son dispositivos que funcionan transmitiendo un campo electromagnético desde una bobina hacia el terreno por el que pasan. Cuando esto sucede, cualquier objeto metálico dentro del campo electromagnético se energiza, actuando retransmitiendo su propio campo electromagnético.

Al suceder esto, la bobina del detector recibe el campo que ha sido retransmitido y alerta al usuario del detector de metales a través de una respuesta, generalmente sonora. Hoy en día, además, muchos detectores de metales están configurados para poder distinguir entre metales y otros objetos que pueden no ser de interés en el marco de la búsqueda que se está haciendo.

¿Qué aplicaciones pueden tener los detectores de metales?

Entendiendo qué son y cómo funcionan los detectores de metales, podemos decir que son dispositivos que pueden tener muchas aplicaciones en el mundo actual. Dentro de los sectores que se pueden beneficiar de estos, destacamos los espacios militares, las plantas de procesamiento de alimentos, los aeropuertos y aduanas, la industria de la construcción, la industria de la confección, entre otros.

¿Qué metales pueden ser detectados por los detectores de metales?

Ahora que hemos visto qué son los detectores de metales, cómo funcionan y sus aplicaciones, es momento de responder a la pregunta inicial de qué metales pueden ser detectados al poner en funcionamiento este tipo de dispositivos. En este sentido, los detectores de metales suelen detectar metales como el cobre, el hierro, el níquel, el aluminio, el estaño, el latón, el oro, la plata, el bronce y el plomo.

Esto es lo que hace que, por ejemplo, los detectores de metales de uso general puedan encontrar objetos metálicos de estos materiales incluso cuando están enterrados. Ello, siempre poniendo en práctica un proceso al que se denomina como “discriminación” y que es un proceso que permite al dispositivo distinguir entre objetivos (metales) o aleaciones de metales diferentes u otros materiales. Una de las formas de facilitar esto es a través de la configuración de distintas alarmas sonoras, donde una identifique que hay un objetivo y la otra que se trata de otro material.

CODAM S.A. vende y distribuye Metales No Ferrosos para la industria a todo el país.

Contamos con STOCK todo el año. Consúltenos por precio y financiación. Escríbanos ».

También puede estar interesado en...
Los comienzos de la electrólisis
Utilización del cobre en la construcción
La actualidad del mercado internacional y nacional de metales
La actualidad del mercado internacional y nacional de metales