Procesos del zamak para la fabricación de productos

Zamak, Calidad y Stock permanentes.

Hablemos de la fundición del zamak

El zamak es una aleación que fue creada por primera vez en la década del ’20. Hoy en día, es considerada una de las más económicas si se compara con otros metales, a la vez que es altamente resistente, reciclable y uno de los materiales más populares en una gran diversidad de ámbitos. Se utiliza especialmente en el campo de la joyería y la bisutería.

Fundición de zamak

Para fabricar productos de zamak, es necesario que estos atraviesen un proceso industrial en particular. Este se encuentra especialmente condicionado por la aplicación final que se le dará a la pieza a crear. En este sentido, no es el mismo el proceso cuando la pieza de zamak será utilizada para la electrónica o la automoción, que cuando se lo utilizará en la joyería y bisutería.
La fundición o inyección en cámara caliente es un proceso que se puede emplear con aleaciones capaces de derretirse a baja temperatura, como es el caso del magnesio y el zinc. Se puede llevar a cabo en moldes generales o en otros dedicados específicamente a la tarea.
Podemos decir que la fundición inyectada en cámara caliente es mayormente adecuada para metales que no erosionan fácilmente equipos como ollas.
Los lingotes de zamak se suelen derretir en hornos a 420°C. Desde ese punto, el zamak ya fundido puede pasar a inyectarse en cámaras de maquinaria para obtener piezas de distintos pesos, tamaños y con sus diferentes utilidades según sea la necesidad.

Razones de la inyección de zamak

Muchas son las razones por las que es recomendable inyectar zamak y no otros metales. Los
motivos principales tienen que ver con la producción, la precisión y la calidad. Con el zamak es
posible realizar todo tipo de piezas, sin perder el control sobre las características industriales
de los productos y sobre los costos de producción. En este sentido, se puede decir que llevar a
cabo operaciones de torneado, de pulido y de acabado de piezas de distintas formas en zamak
es mucho más sencillo y más económico que con otros metales.

Otro beneficio tiene que ver con la vida útil de los moldes para fundición a presión de zamak.
Estos pueden llegar a los millones de ciclos, lo cual no sucede con otros metales. Esto trae sus
propias repercusiones en el costo general de los procesos de producción de piezas de
fundición. El precio final de cada pieza que ha sido inyectada se ve alterado como
consecuencia de esta ventaja.
El horno más recomendable para el zamak es el eléctrico de resistencias y crisol de hierro
nodular. En algunos casos, puede ser el crisol de acero inoxidable. También es posible emplear
hornos con quemador de gas pero teniendo un armario electrónico preciso para poder
controlar la temperatura.

CODAM S.A. vende y distribuye Zamak a toda la Argentina.

Contamos con STOCK todo el año. Consúltenos por precio y financiación. Escríbanos ».

También puede estar interesado en...
¡Nuevo Producto!
Caños de Cobre sin costura
Los metales que comercializamos que se emplean en joyería
¿Cuáles son las aplicaciones de los metales que comercializamos?