Diferentes tipos de Zamak

Codam cuenta con Zamak 5 y 8 para la industria.

Zamak 2, 3, 5: ¿Qué son y por qué se llaman así?

El Zamak es una aleación que se compone de zinc, aluminio, magnesio y cobre. Su composición de metales hace que sea una aleación perfecta para una gran diversidad de usos. A continuación, hablaremos en particular de distintos tipos de Zamak y los usos y aplicaciones que estos tienen.

Los tipos de Zamak

En la actualidad, podemos hablar de cuatro tipos principales de Zamak que se emplean con frecuencia en diversos usos. Estos son el Zamak 2, 3, y 5. Te contamos en qué consiste cada uno:

El Zamak 2

El Zamak 2 es una aleación para inyección que se destaca por tener una mayor resistencia y dureza que el Zamak convencional. Tiene un alto contenido de cobre de cerca del 3%, que genera cambios en sus propiedades durante el uso prolongado del material.

Uno de sus aspectos destacados tiene que ver con su excelente colabilidad. Se usa para inyección y colada por gravedad, manteniendo la dureza y la resistencia en el envejecimiento. Se puede emplear en piezas de rozamiento, evitando el uso de bujes o de insertos en los diseños en los que la aleación se aplica.

El Zamak 3

En este caso, estamos haciendo referencia a un tipo de Zamak que es perfecto para moldear tanto a presión como mediante método de inyección. Se caracteriza por su buena estabilidad dimensional y su buena colabilidad. Además, posee un buen balance entre sus propiedades mecánicas y sus propiedades físicas, con un acabado que es perfecto para los recubrimientos de electrodeposición y otros tratamientos superficiales como la pintura.

El Zamak 5

Por su parte, lo que se conoce como Zamak 5 refiere a una aleación que se destaca principalmente por poseer una dureza mayor que en los otros casos, como así también una mayor resistencia. Esto tiene que ver con que se compone con un porcentaje más alto de Cu. Además, frente a las deformaciones en el tiempo tiene un mejor comportamiento si se compara con el Zamak 3.

El Zamak 5 se usa principalmente para inyección, teniendo excelentes características de colabilidad y una muy buena resistencia mecánica. Es una aleación que se puede aplicar en menor espesor con un buen acabado superficial pero sin perder por ello la resistencia.

Los beneficios del Zamak

Finalmente, si bien depende de cada composición en particular, muchos son los beneficios que se pueden destacar del Zamak y que lo vuelven una de las aleaciones más empleadas en diversos ámbitos. Estos beneficios son:

  • Un importante ahorro en recursos.

  • Mayor resistencia al paso del tiempo y menores posibilidades de deterioro.

  • Alta receptividad en el material, pudiendo aplicarse diferentes acabados.

  • Muy alta calidad en las terminaciones.

  • Gran versatilidad para diversos usos.

  • Fácil limpieza.

  • Alta velocidad de fabricación.

  • Antialérgico.

Estos beneficios han llevado a que los tipos de Zamak mencionados más arriba tengan una diversidad de usos y aplicaciones cada vez mayor en distintas industrias y sectores.

CODAM S.A. vende y distribuye Metales NO ferrosos a todo el país.

Contamos con STOCK todo el año. Consúltenos por precio y financiación. Escríbanos ».

También puede estar interesado en...
Masa, Volumen y Densidad: cobre, níquel, estaño, zamak
Estaño Puro y Zamak
Productos que se hacen con zamak
Máquinas inyectoras para zamak ¿Cómo funcionan?