Níquel, aplicación e historia

Codam ofrece Níquel en diferente variedad en tamaños y formatos.

Usos y aplicaciones del níquel

El níquel es uno de los elementos químicos más importantes de la Tabla Periódica de los Elementos. Se encuentra situado en el grupo 10 y su símbolo es Ni. Si nos remontamos a los comienzos de su utilización práctica, debemos acercarnos al siglo IV a. C.

La historia del Níquel


En los inicios de su uso, el níquel se encuentra con frecuencia asociado al cobre. Esto se debe fundamentalmente a que tiende a aparecer en los minerales de dicho metal.

Durante mucho tiempo, se emplearon minerales que contienen níquel para usos ornamentales. Uno muy reconocido es la coloración de los vidrios. Con el paso del tiempo, su uso se fue popularizando y comenzó a hacerse presente en distintas monedas de diferentes países. La primera moneda en estar fabricada con níquel puro data del año 1881.

Sus características

El níquel es considerado como un mineral fundamental en la existencia de la humanidad. Esto tiene que ver en gran medida con sus características magnéticas y, a la vez, con que al integrarse con otros elementos en aleaciones diversas, resulta sumamente resistente al deterioro natural, a la corrosión y al calor.

Si el níquel se une al hierro, puede producir acero inoxidable. A partir de ese punto, es posible fabricar diferentes productos que se usan en la vida cotidiana, tanto en el marco del hogar tradicional como en los ambientes productivos. Algunos productos que se fabrican de esta manera son los cubiertos para el hogar, las joyas, los relojes, los faros de los coches, entre otros.

Otro espacio en el que el níquel se hace presente es el de la música  y el de la fabricación de monedas. En la música, se hace referencia especialmente a las cuerdas para guitarra y las baterías recargables.

Pero además, el níquel está presente en la fabricación de materiales quirúrgicos. Esto se debe esencialmente a su capacidad de generar acero inoxidable. Es este último el material con el que se fabrican muchos de los elementos médicos y quirúrgicos que se conocen, debido a que es un material que no provoca reacciones alérgicas ni rechazo por parte del cuerpo humano.

Además de usarse también como protector de metales, el níquel es un importante elemento decorativo desde hace mucho tiempo. En general, tiende a utilizarse como revestimiento para esos metales que tienden a ser más frágiles a la corrosión.

Muchas de las aleaciones que se generan con el níquel se utilizan especialmente en la industria automotriz. Por eso, es fundamental garantizar la calidad y pureza del material. Algunas de las partes de automóviles en las que se emplean estas aleaciones son los ejes, las válvulas, los rodamientos, los frenos, los engranajes, los transformadores, las telas mecánicas, los aparatos para criogenia, los chasis, entre otros.

Debido a la importancia y diversidad de usos del níquel, empresas distribuidoras como Codam garantizan stock permanente y entrega en todo el país, ya que se trata de un material de alta demanda.

Visite nuestro catálogo de Níquel. Conozca la variedad y tamaños que ofrecemos al mercado.