Blog

Acerca de la minería marina y el níquel

A medida que el tiempo pasa, es cada vez más la conciencia que se toma a nivel mundial en relación con el cambio climático. En este escenario, los países ricos se están embarcando cada vez más en un gran proyecto de electrificación, donde lo que se planea es prohibir la venta de vehículos nuevos de combustión interna a lo largo de la próxima década. Esto, de la mano de un contexto en el que crece sustancialmente la venta de vehículos eléctricos gracias a los estímulos estatales en ese sentido.
Pero, además, se están produciendo cambios en las redes eléctricas, debido a que los paneles solares y las turbinas eólicas empiezan a desplazar cada vez más a las centrales eléctricas de combustibles fósiles. Pero los nuevos sistemas requieren de baterías, tanto para propulsar los vehículos eléctricos como para almacenar energía en las nuevas centrales eléctricas. Es por eso que la demanda de aquellos minerales con que se fabrican las baterías se está disparando sustancialmente, como es el caso del níquel, que empieza a escasear.

El níquel y las nuevas energías

El níquel se emplea fundamentalmente en los cátodos de las baterías de automóviles eléctricos de alto rendimiento, a fin de incrementar la capacidad y reducir el peso al mismo tiempo. Se calcula que, para poder alcanzar los objetivos propuestos de descarbonización, el mundo va a necesitar producir al menos 48 millones de toneladas de níquel cada año de cara al año 2040. Esto quiere decir al menos 19 veces más de lo que se produce en la actualidad. Esto termina sumando de 300 a 400 millones de toneladas de este metal entre la actualidad y el año previsto.
Para entender un poco mejor el escenario actual, hay que mencionar que, a lo largo de los últimos cinco años, la mayor parte del crecimiento en la demanda de níquel fue satisfecha por Indonesia. De todos modos, para 2017, Indonesia produjo solamente el 17 % del total de níquel en el mundo. Hoy, el país es responsable ya del 54 % a nivel global, lo que equivale a 1,6 millones de toneladas al año. La cifra sigue aumentando. Se estima que, para 2027, representará alrededor del 85 % del crecimiento en la producción del níquel.

Nuevas alternativas

A pesar de lo anterior, existen otras alternativas que se han ido descubriendo y desarrollando y que están orientadas a aumentar la producción de níquel para poder hacer frente al crecimiento previsto en la demanda. Se ha observado que una porción del lecho marino del Océano Pacífico, con el nombre de Zona Clarion-Clipperton, se encuentra salpicado de billones de trozos de níquel, manganeso, cobalto y cobre. Estos convierten al espacio en un sitio de gran interés para los fabricantes de baterías en particular.

En su conjunto, los nódulos cuentan con aproximadamente 340 millones de toneladas de níquel solo, que es más de tres veces la estimación generada por el Servicio Geológico de los Estados Unidos de las reservas terrestres a nivel global. Por eso, y en un marco en el que las empresas han estado interesadas durante años en explotarlo, se esperan nuevas exploraciones.

CODAM S.A. vende y distribuye Metales No Ferrosos para la industria a todo el país.

Contamos con STOCK todo el año. Conozca nuestra variedad de Níquel. Escríbanos ».

También puede estar interesado en...
Precios de primer semestre 2023
Reacción de Sabatier: CO2 a H2O
Catalizador de Níquel
Los comienzos de la electrólisis