Fundición y forjado de metales

Codam cuenta con una gran variedad de metales no ferrosos.

Piezas de metal: ¿Forja o fundición?

En la realización de las piezas de metal se llevan a cabo diferentes tipos de procesos. En esta ocasión, nos interesa hablar en particular respecto a los procesos de forja y fundición.
La fundición y la forja son dos técnicas muy comunes en herrería y, a la vez, muy antiguas. Su presencia en la historia de las civilizaciones es ineludible. A través del tiempo, los seres humanos han logrado confeccionar diferentes herramientas y armas con distintos fines que permitieron su desarrollo. En este sentido, el hierro y el acero van de la mano desde el comienzo.

¿Qué es la fundición?

Lo que se conoce como fundición consiste en cambiar el estado físico de un material, sea el acero o el hierro. El metal pasa de estar en un estado sólido a uno líquido. Esto lo logra como
consecuencia de las altas temperaturas a las que es expuesto. El metal líquido, luego, se vierte en un molde de grafito y es a partir de allí que se va formando la pieza que se está buscando. A
través de la fundición dúctil es frecuente que se fabriquen importantes estructuras.

¿Qué es la forja?

Por su parte, la forja también hace referencia a un tratamiento térmico. Pese a ello, el estado del material no pasa a líquido, sino que requiere de otras técnicas, por ejemplo, la soldadura.
El forjado se suele utilizar para formar otros metales a través de golpes y de técnicas de presión. Un ejemplo sería el de los cuchillos de acero inoxidable.

Conozca nuestro catálogo completo de productos.

La importancia de la elección de la técnica

Elegir bien la técnica no es importante necesariamente por el material que se utiliza en particular. Por el contrario, la elección debe estar motivada por el tipo de objeto que se quiere crear a través de alguno de los dos procedimientos. En este sentido, podemos decir que la forja ayuda especialmente a la obtención de formas y de aleaciones que no necesitan de cambiar el estado del material. Mientras tanto, la fundición permite crear piezas que requieren de un modelado mayor o distinto que no podría lograrse sin cambiar el estado del material
previamente.

El hierro, el acero y la fundición

El hierro es un material que está destinado especialmente a ser fundido, no pudiendo forjarse.
Además, el hierro fundido no puede ser soldado de manera confiable puesto que cuenta con mayores cantidades de carbono que otros materiales, generando esto una soldadura frágil.
Por su parte, el acero puede fundirse o forjarse, dependiendo de las piezas que se busque crear con el material. También se puede soldar, siendo más fuerte que el hierro fundido
generalmente. Esto hace que sea una alternativa conveniente para uso de alta presión y de alta temperatura. En este sentido, debemos decir que la aleación más común del acero es el
acero al carbono, dependiendo igualmente la aleación de las piezas finales que se esté buscando crear y de la utilización que dichas piezas tendrán una vez salidas al mercado.

También puede estar interesado en...
Productos que se hacen con níquel
Pandemia y crisis en la industria portuaria y el comercio exterior
Productos que se hacen con Cobre
Felíz día del trabajador Metalúrgico